A PROPÓSITO DE LA GENÉTICA Y OTRAS CUESTIONES…

235

POR Flavio Fernán Romero con información del maestro Alberto Calabrese


Hola Alberto, bienvenido a MD Latino nuevamente. Con tus años de experiencia, ¿cuántas veces has escuchado decir que da superioridad poseer una buena genética para el destaque deportivo?, ¿cuáles serían los factores?

Hola Flavio y a todos los lectores de MD Latino. Desde hace décadas sabemos que la genética es una variable que siempre influye a la hora de pretender rendir deportivamente. Conocer los distintos biotipos y los condicionamientos que la genética nos impone es a estas alturas un mandato que puede hacernos rendir al límite de nuestras posibilidades como así también evitar conductas de riesgo o innecesarias por predisposiciones ya estampadas en nuestro ADN.

Eso nos permite saber cuáles acciones debemos priorizar, restringir o hasta las que debemos evitar directamente. Ejemplo: atletas que posean antecedentes de tendencias hacia las dislipemias o por caso las nefropatías, deberán ser sumamente cautelosos con las dietas que podrán hacer en las cuales deberán prestar especial atención a sus ingestas de algunos nutrientes en especial como sean grasas saturadas, colesterol y azúcares simples o a la cantidad de proteínas totales que en otras personas sin esas condiciones fisiopatológicas de base con un gran componente genético pueden manejarse con estándares mucho más amplios o flexibles.

Lo que sí es muy importante aclarar es que no hay que cometer el error muy recurrente de sobrevalorar a la genética, sea tanto como obradora por sí misma de prodigios físicos o como cuco maldito que limita necesariamente el logro deportivo. Porque es muy frecuente ver que las historias de fracasos, mediocridades y éxitos, están más asociadas a otras cualidades como son la inteligencia, el conocimiento, la sensatez metodológica y la verdadera autodisciplina aplicadas todas en simultáneo y sostenidas en el tiempo. Debe quedar en claro que no todo se resume o se limita a la palabra genética.

Históricamente se hablaba de condiciones genéticas teniendo en cuenta estrictamente la dotación de ADN como estructura fija que definía todo. Eso podríamos llamarlo visión desde la genética clásica, donde lo importante era la codificación genómica. Pero tenemos hoy una visión más amplia de lo que podríamos llamar genética moderna, en la cual vemos que aparecen variables que sobrepasan esa simple explicación estrictamente estructuralista y que nos llevaba a caer en un determinismo absoluto que no era del todo correcto. Ya en la actualidad pasamos a hablar de epigenética.

En la epigenética deben tenerse en cuenta las respuestas de los genes, cuyas estructuras o secuencias son fijas, pero afectadas o influidas por condiciones externas o ambientales. Es a partir de ahí que ya no sólo hablamos de genotipos, sino que arribamos a la resultante final de todo el proceso que es de nuestro interés primario como es el fenotipo.

Muchos dicen que las personas afrodescendientes tienen un plus de mejores genes para el Culturismo. ¿Mito o realidad?

Creo que es más un mito que una realidad. Para hilar fino al respecto de esto, habría que ver estudios comparativos de genetistas y jamás he visto ninguno que sea taxativo. Pero por lo pronto, si evaluamos la población que se ha dedicado a nuestro deporte en los últimos 60 años (época moderna), hemos visto llegar a la cima y ser considerados casi sobrehumanos a atletas de distintos orígenes étnicos. Vemos lo que ha ocurrido en el máximo evento profesional del Culturismo desde su creación: el Mr. Olympia desde el año ’66 ganado por Larry Scott hasta el último ganado por Big Rammy en 2020; han sido en el total 30 Olympias atletas afrodescendientes y los demás fueron 26. Vemos también, en ese mismo sentido, que hay equiparación porcentual de triunfos en el Culturismo Femenino Pro.

¿Tener una buena genética influye sobre los rendimientos deportivos?

En términos de Culturismo y Fitness hay variables genéticas que sin dudas van a permitir tener mejores predisposiciones o ir con cierta ventaja sobre el promedio. Ejemplo:

Desde lo antropomórfico, disponer de clavículas amplias, cintura estrecha, huesos de alta densidad y articulaciones de medianas a grandes inserciones, formas y detalles musculares que destaquen a simple vista, etc., sumarán mucho a un buen cuerpo de campeonato. Ser un Mesomorfo puro sería la mejor opción. O a lo sumo un cuerpo que sea mayoritariamente Mesomorfo pero con algunas características puntuales de Ectomorfo o Endomorfo, que podrían aportar algunas variables hasta deseables según sea el objetivo final buscado, llámese categoría deportiva elegida.

Pero como ya se ha dicho antes, la “buena genética” siempre será un factor o variable, que aunque necesaria, jamás suficiente por sí misma.

¿Cómo sería la planificación del entrenamiento para un Ectomorfo?

Por definición del tipo antropomórfico, sabemos que sus características son:

Aspecto longilíneo, huesos y articulaciones finas, índice de masa magra tendiente a bajo (escasa masa muscular y matriz ósea) y porcentual de adiposidad corporal por debajo de la media.

Es clave modificar bruscamente la cuestión nutricia en los Ectomorfos. Además, en ese aspecto, hay que entender que es muy frecuente que pueda haber algún tipo de desorden de la alimentación o un vínculo con la comida absolutamente incompatible con el rendimiento de gimnasio y el crecimiento muscular que puedan tener que corregirse desde lo médico. Dada la naturaleza clara de la pregunta, no profundizaremos en el aspecto alimentario pero la mención es necesaria ya que deberá ser tenida en cuenta a la hora de evaluar el caso.

Siendo así, más allá del ajuste que sin dudas habrá que realizar desde lo nutricional, el enfoque de entrenamiento que habrá que tener en cuenta el Ectomorfo será:

A) Etapa de iniciado/principiante (primeros 3 meses de práctica): deberán realizarse rutinas de cuerpo completo con un ejercicio básico por cada área muscular

-Máximo de series = 2 a 3 x ejercicio en un rango de repeticiones de 10

-Total de días de asistencia x semana = 3

Esta fase podría llegar a extenderse hasta los primeros 6 meses de ser necesario.

Al superar este estadio, habrá que seguir manteniendo los 3 días a la semana de gimnasio. Pero ya podrían aplicarse esquemas de rutina dividida en 2 partes:

Ejemplo:

Día 1: Trabajo de Piernas + Pantorrillas + Espalda + Bíceps

Día 2: Trabajo de Pecho + Hombros + Traps + Tríceps + Abs

Realizar en estas rutinas:

-Máximo 3 series x cada ejercicio

-1 ejercicio por músculo chico y 2 ejercicios por músculo grande en un rango de 10 reps.

Darle prioridad total a la ejecución de Movimientos Básicos (o compuestos) en vez de a los movimientos de aislación.

B) Etapa de Intermedio:

Es a partir de aquí que podrían aplicarse rutinas con esquemas de 4 días a la semana pero aún manteniendo la división corporal en 2 en las clásicas rutinas semanales de lunes, martes, jueves y viernes.

Lo recomendable será realizar:

-Hasta 3 ejercicios por grupo muscular grande con un total de series de 8 a 10

-1 a 2 ejercicios para músculos chicos con un total de series de 3 a 6

Pueden aplicarse un rango de reps, variable (que oscilará entre 6 y 12) y muy esporádicamente Principios de Entrenamiento como las Series Piramidadas, Series Forzadas o muy rara vez esquemas de Series Compuestas (como Superseries).

Claro que todo esto aplicado sobre haber entendido plenamente desde lo conceptual lo que significa el punto de fallo muscular, puesto que es desde ese entendimiento que podrá construirse músculo a través del mecanismo de la hipertrofia. Sólo es entendiendo lo que es el punto de fallo muscular que luego podrá entrenarse de forma consecuente para poder obtener la sobrecompensación.

C) En la Etapa de Avanzados…

Se comienza a recorrer un camino de posibilidades muy amplias. Quedará pendiente tratar en detalle esta etapa, ya que exige una nota completa dedicada a la misma.

Hoy Alberto Calabrese, ¿cómo se describe?

Desde lo deportivo continúo con un vínculo muy fuerte con nuestro deporte. Claro que desde una perspectiva de manejar el gimnasio, entrenar a atletas y practicantes a la distancia y dictando las clases y seminarios de Culturismo y Fitness, sean presenciales u online. Lo personal y lo profesional conviven estrechamente.

En ese sentido, el mandato de siempre sigue siendo hoy tan válido o incluso más que antes: tratar de seguir “haciendo escuela”. Habemos algunos que aún seguimos insistiendo en ser refutadores de las leyendas que algunas modas pretenden imponer masivamente a través de las redes y gracias a la predisposición general a absorber como esponjas cualquier publicación no verificada confundiendo simple información (de cualquier origen) con verdadero conocimiento, sea bibliográfico o empírico. Sin dudas tenemos un gran problema con la generación “posmo” o “tecnológica”. En ese camino estoy y estamos algunos a día de hoy.

¿Qué opinión tenés sobre el Culturismo de hoy en Argentina?

El Culturismo en Argentina sigue los mismos lineamientos que en el resto del mundo y con las mismas problemáticas, salvo que aquí, como ocurre desde hace mucho, seguimos siendo casi vagón de cola del tren mundial.

Obvio que hay que resaltar las escasas excepciones a esa regla porque tenemos atletas destacados a nivel nacional y algunos que pueden tener proyección internacional. El gran problema que hoy vemos es el “semillero”.

Ya no se forma a los adolescentes y jóvenes con el verdadero sentir fierrero que históricamente conocimos y valoramos. Se entremezcla y se subvierte todo a ideas y conductas que nada tienen que ver con el concepto duro de ser atleta que implica tener las condiciones, la vocación, el talento, la estabilidad, la guía y las motivaciones apropiadas.

Basta como ejemplo para lo que digo, ver quienes resultan ser los competidores más destacados actualmente y notaremos que son atletas que tienen al menos 35 años y hay más aún entre los que pasan los 40 y hasta incluso los 50. Valores que ya se destacaban en los años 90 y al día de hoy están con 20 a 30 años de camino competitivo recorrido.

Poseen otra visión, otra formación y una claridad mental en todo lo que implica entrenar en serio que la nueva generación no tiene, salvo las honrosas excepciones de chicos y chicas que son guiados o influenciados por otros atletas o entrenadores de la escuela que destaco, esa misma que a día de hoy llaman la Old School.

En lo que hace a algunas categorías Fitness, vemos que a nivel internacional tenemos mujeres que tienen un muy buen desempeño y sabemos también que hay un segmento de chicas que han tenido un nivel de excelencia y que lamentablemente hoy no están activas y con su retiro perdimos a importantes competidoras dignas de Campeonatos Sudamericanos, Mundiales, Arnolds o hasta de nivel Pro.

¿Algún agradecimiento en especial?

A ustedes y a los amigos históricos de siempre. Ellos son “el lugar en el mundo” al cual uno pertenece. A los atletas con los cuales pude tener vínculos muy edificantes y me sirvieron de motivación, inspiración y hasta guía. Mismos a los cuales siempre he respetado tanto desde lo deportivo como desde lo personal. Y el gran “especial” es siempre el afecto más cercano. Ése es el más valioso de todos.

Alberto Calabrese, whatsapp para asesorías: 3496578922
Alberto Calabrese, whatsapp para asesorías: 3496578922