ESTUDIOS SOBRE LA PÉRDIDA DE PESO: LA RELACIÓN ENTRE LA OBESIDAD Y LA VITAMINA D

152

Estudios en Pérdida de Peso

Por Thomas Fahey


Deficiencia de vitamina D Se Vincula Con La Obesidad 

La vitamina D se sintetiza en el cuerpo en una reacción que requiere la luz del sol. La vitamina D puede consumirse en la dieta comiendo pescados grasos, hongos, y suplementos. Un meta analysis con 23 estudios mostró que la deficiencia de la vitamina D es 35% mayor en personas obesas que en individuos con peso normal. La relación es independiente a la edad o factores geográficos.
 
Recientes estudios han vinculado bajos nivel de vitamina D con mala salud ósea; debilidad muscular, deficiencia en hormonas reproductivas, baja capacidad aeróbica y aumento en el índice de mas corporal. Un estudio conducido por Caitlin Masón del Centro de Investigación del Cáncer en Seattle concluyó que suplementar la dieta con 2.000 UI de vitamina D por día no tuvo efectos en la pérdida de peso sino la grasa corporal durante 12 meses. (Obesity Review 16: 341-349, 2016) 
 
 


La Obesidad Promueve Anormalidades En Las Células De Grasa

La grasa es una forma de energía almacenada que alimenta las células entre cada comida. La obesidad interrumpe la regulación de las células de grasa y conlleva a inflamación y síndrome metabólico, un grupo de síntomas que incluye presion alta, resistencia a la insulina, deposición de grasa abdominal, grasa anormales en la sangre y diabetes tipo 2.
 
Una revisión de estudios realizada por investigadores de la Universidad de Gothenburg en Suecia concluyó que la obesidad causa la formación de adipocinas que perjudican la capacidad de las células de almacenar y liberar grasas, controla la grasa corporal liberando calor promueve el almacenamiento de grasas en células no grasa, tales como. músculo e hígado, y causa resistencia a la insulina. Un químico llamado GLUT 4, el cual aumenta con el ejercicio, podría ser particularmente importante para promover la regulación normal de las células de grasa. (Trends In Endocrinology and Metabolism, 26: 193-200, 2016)